Como tener gozo

J. Davy Crockett III
Díganos lo que piensa de este artículo

Una vez un viejo amigo que había estado practicando el deporte de lucha libre, tuvo un grave problema de salud, y un día, de forma repentina recibí información sobre su estado de salud y fue devastador. Lo que parecía ser un buen tratamiento resultó ser menos eficiente de lo esperado. La condición había empeorado y su pronóstico no era bueno.

Fue una noticia decepcionante, una verdadera patada en el estómago. Era el tipo de noticias que uno no espera escuchar, pero que ocurren con demasiada frecuencia en este momento de tantas crisis de salud en personas de todas las edades. Con las modalidades modernas de tratamiento médico, hoy se hacen cosas maravillosas. Y, sin embargo, el hecho fatal es que hay enfermedades terribles y terminales que acortan la vida de muchas personas. Esta es una cruel realidad, pero cuando se trata de alguien con quien tenemos una relación cercana y un gran afecto, es una noticia demoledora que nos hace clamar a Dios por su intervención y misericordia. Con dolor nos preguntamos: "¿Por qué? ¿Por qué esta persona? ¿Por qué ahora? "Estas son preguntas que las personas y las familias se han hecho durante milenios cuando las situaciones que amenazan la vida golpean cuando menos lo esperamos. Sabemos que Dios sana y, sin embargo, a veces, se abstiene de hacerlo.

Es muy difícil contemplar la posibilidad de que la vida se acorte o la perspectiva de un sufrimiento prolongado hasta que llegue la muerte, dando una liberación. Causa ansiedad y estrés. Hay tantos detalles que considerar; tantas responsabilidades que cumplir; tantas aventuras que no se pudieron realizar.

En esta situación, las prioridades de una persona cambian abruptamente al darse cuenta de que el tiempo es limitado. Lo que una vez fue importante de repente puede ser irrelevante. Todas las actividades innecesarias son dejadas de lado. El tiempo se evapora a medida que uno se concentra en visitas médicas, tratamientos y terapias. Frustrante, debilitante, irritante, pero las actividades requeridas absorben los días y las noches. La energía disminuye. El interés se desvanece.

Sin embargo, es parte de la condición humana. En el Libro de Job se encuentra esta evaluación poco divertida pero realista de la experiencia humana: "El hombre nacido de mujer, corto de días, y hastiado de sinsabores, sale como una flor y es cortado, y huye como la sombra y no permanece"(Job 14:1-2). Pablo elocuentemente puso su sufrimiento en perspectiva: "estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados..." Luego en el versículo 16 continúa, "Por tanto, no desmayamos; antes, aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día" (2 Corintios 4: 8, 16).

Las personas que entiende la Verdad contenida en la Biblia, saben que hay una esperanza. El Dios Creador tiene un Plan para toda la humanidad y especialmente para aquellos que son llamados y elegidos y que tienen Su Espíritu Santo. Para aquellos que buscan Su Reino y Su justicia y que vencieron hasta el final, existe la promesa de la vida eterna en el Reino de Dios, en esta Tierra, gobernando con Jesucristo como reyes y sacerdotes.

Entonces, si bien ocurren graves enfermedades terminales y otras tragedias humanas, los cristianos pueden esperar la promesa que se encuentra en Apocalipsis 21:3-4: "Y oí una gran voz del cielo que decía: ‘He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron’".

Es por esto que Santiago, el hermano del Señor, dijo: "Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas" (Santiago 1: 2).

Para obtener más información sobre la perspectiva de una vida justa, la muerte y una visión eterna de las increíbles promesas que son la esperanza de todo cristiano, ordene nuestro folleto: El misterio del destino humano. Esta información es muy valiosa, y el folleto es totalmente gratis.