John Wheeler (columnista invitado)

Nuestro mundo vecino


Cuando el astronauta Neil Armstrong, de la NASA, dio su “pequeño paso para el hombre”, nadie que estuviera consciente de esta hazaña pudo volver a ver la Luna de la misma manera. Antes del Apolo 11, la Luna había sido una luz distante en el cielo, que pasaba por sus fases periódicas y le servía a la humanidad para diversos fines (ver Génesis 1:14-18; Deuteronomio 33:14; Salmos 104:19); algunas veces incluso llegó a convertirse en objeto de culto idólatra (ver Deuteronomio 4:19).

¿Hacia donde se dirige Rusia?



Supongamos que el gobierno de los Estados Unidos decidiera pasar por alto el 4 de julio como el día de la Independencia, el aniversario de su nacimiento como nación. ¿Cómo se sentirían los estadounidenses al respecto? ¿Cómo se sentirían otras naciones, que han considerado el liderazgo y el ejemplo de Estados Unidos? Sin embargo, eso es exactamente lo que está haciendo el gobierno de Rusia con los aniversarios de las ‘Revoluciones de Febrero y Octubre’, los acontecimientos que, hace 100 años, llevaron a Rusia y a sus vecinos a la formación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

¿Para qué es la inmensidad del universo?



Hace unos años, algunos de mis amigos y yo discutíamos la inmensidad del universo y las maravillas que se encuentran en él. Al cabo del rato, uno de ellos preguntó con asombro: ¿Y para qué es todo eso?”